Setenta veces siete

Un hombre daba su testimonio acerca del PERDON; y es que cuando era de la edad de cincuenta años no sabía porque tenia sentimientos de rechazo hacia su padre, y se daba cuenta de esto en el momento que se relacionaba con su mama ya que con ella todo era normal pero en el momento que intentaba entablar conversaciones y otro tipo de actividad con su papa había como una barrera que le impedía abrirse por completo con él.

Hasta que llego un momento en donde el Espíritu Santo le guio a una escena de su vida cuando era niño en la cual a él se le había extraviado una pelota de beisbol debajo de un puente y en ese mismo momento corrió a su papá  para que se la sacara de allí pero no quiso hacerlo sino que le prometió otra mejor y diferente lo cual nunca hizo, y allí se dio cuenta de una raíz de amargura que se le había formado en su corazón hacia su padre desde muy pequeño.

 

Tal vez haya murallas las cuales sientes  entre tu persona y tu padres, esposo, esposa, hijo, hija etc.  Y  has intentado volver a tratar a esa persona de la misma forma que antes pero , como que todos tus intentos son en vano sin embargo, puede ser que lo que te hace falta es PERDONAR de todo corazón a aquel que te hizo tanto daño en tu vida.

 

Entonces se le acercó Pedro y le dijo: Señor, ¿cuántas veces perdonaré a mi hermano que peque contra mí? ¿Hasta siete? Jesús le dijo: No te digo hasta siete, sino aun hasta setenta veces siete. Mateo 18:21-22

 

Si hay algo difícil de hacer por uno mismo es PERDONAR; es más nunca lo harás de verdad si lo intentas por ti solo ; el perdón no es un sentimiento, es una decisión la cual nace en la voluntad del hombre, muchas veces estamos tan arraigados a recuerdos dolorosos que nos causaron otras personas de modo que nos imposibilitan acercarnos a ese papa, mama, ser querido , esposo, esposa a perdonarle aun no siendo nosotros los que cometimos la falta; hoy es el tiempo de que marques un antes y un después en tu vida; hasta cuando has de vivir preso de amarguras, resentimientos, odios , rencores , venganzas y todos los males que produce el no perdonar.

Si Dios te perdona todos los días aquellas cosas que haces en contra de Él; quien eres tú para no perdonar a aquel que te hizo daño.

Tal vez pudo haber sido muy doloroso el fraude, las heridas, los golpes, el abuso verbal, psicológico y físico que te causo esa persona a la cual ni quieres que se te mencione, pero la tienes todos los días en tu mente de manera que vives creyendo que todos son iguales, que no merecen estar viviendo pero, entre más le des lugar a tu pasado menos espacio le estarás dando a Dios para el futuro que El tiene para ti. Lo que Jesús  quiso decir en esta palabra es que tienes que PERDONAR cuantas veces te hagan mal.

 

Tal vez te has quedado esperando a que los demás se acerquen a ti a pedirte perdón por aquello que te hicieron pero, déjame decirte que nunca vas a cosechar aquello que nunca sembraste; y quizás tienes hasta razón en decirme; pero yo no tuve la culpa en todo lo que me hizo ; fue ella , fue él quien me hizo mal a mí y aparte de ello Dios me dice que tengo que humillarme a perdonarle! que lo haga otro pero a mí no me agarran en eso!!! si esa es tu actitud lamentablemente nunca vas a salir de la amargura y resentimientos en contra de los demás.

 

Llego un momento en mi vida que como joven me tuve que acercar a mis papas a perdonarlos por todo lo que me hicieron aun sabiendo que yo no tenía nada que ver pero, algo si tenia claro, y es que si ellos hubieran sabido la magnitud del dolor que me estaban causando  no lo habrían hecho; y de igual manera les pedí perdón por toda rebeldía, desobediencia y malas actitudes que tuve hacia ellos.

 

Tal vez hoy sea el día en el que esa muralla que sientes entre de tu padre,  tu madre,  tu esposo, esposa, hijos, hermanos, pastores, líderes; se caiga en el Nombre de Jesús y eso va a ser por el Poder del PERDON. Si hasta este día vivías preso de amarguras, recuerdos, odios en contra de otras personas oremos juntos a Dios.

 

Padre Nuestro que estás en los Cielos en este momento me rindo a ti, y te pido perdón por haber arrinconado dentro de mi odios y sentimientos dañinos, ahora te pido que tu derrames fuerzas , amor, compasión y sensibilidad en mi corazón para PERDONAR a aquellos que tanto daño me hicieron en algún momento de mi vida; YO DECIDO PERDONAR  en el Nombre de Jesús, Perdono a (menciona el nombre de quien o quienes debes perdonar); y gracias te doy porque las murallas que me separaban de esas personas se caen por el poder del PERDON en el nombre Poderoso de Jesús.  Amén.

 

Si hiciste esta oración de todo corazón; ahora ve y ponlo por obra, acércate a quienes debes hacerlo y diles te perdono en el Nombre de Jesús y de igual manera si tienes que pedir perdón hazlo.

 

Por Guia del Espiritu Santo

Carlos y Chantalle Villarreal

Pastores y Evangelista. Miami Fl. USA.

~ por blogzonacristiana en agosto 11, 2014.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: