¿Dar lo que recibo?

¿Has recibido el perdón de Dios? estoy segura que sí, y si no lo has hecho es porque tú no has acudido a Él porque 1 Juan 1: 9 dice: “pero si confesamos nuestros pecados a Dios, él es fiel y justo para perdonarnos nuestros pecados y limpiarnos de toda maldad” (NTV)

En Mateo 18:21-33 encontramos una parábola muy ilustrativa acerca un rey que decidió poner al día las cuentas con sus deudores. En el proceso, le trajeron a uno que le debía millones de monedas de plata. No podía pagar, así que su amo ordenó que lo vendieran —junto con su esposa, sus hijos y todo lo que poseía— para pagar la deuda.  »El hombre cayó de rodillas ante su amo y le suplicó: “Por favor, tenme paciencia y te lo pagaré todo”. Entonces el amo sintió mucha lástima por él, lo liberó y le perdonó la deuda. »Pero cuando el hombre salió de la presencia del rey, fue a buscar a un compañero, también siervo, que le debía unos pocos miles de monedas de plata. Lo tomó del cuello y le exigió que le pagara de inmediato. »El compañero cayó de rodillas ante él y le rogó que le diera un poco más de tiempo. “Ten paciencia conmigo, y yo te pagaré”, le suplicó. Pero el acreedor no estaba dispuesto a esperar. Hizo arrestar al hombre y lo puso en prisión hasta que pagara toda la deuda. »Cuando algunos de los otros siervos vieron eso, se disgustaron mucho. Fueron ante el rey y le contaron todo lo que había sucedido. Entonces el rey llamó al hombre al que había perdonado y le dijo: “¡Siervo malvado! Te perdoné esa tremenda deuda porque me lo rogaste. ¿No deberías haber tenido compasión de tu compañero así como yo tuve compasión de ti?”.

El siervo recibió el perdón de una millonaria deuda, junto con ello su familia se libró de la esclavitud pues el rey los iba a tomar como parte de pago. Sin embargo el rey ante la súplica, fue movido a misericordia y lo perdonó. Aunque su deudor solo clamaba que le concediera mas tiempo para poder pagarle, el rey hizo algo mucho mejor, decidió perdonarle completamente su deuda.

Seguramente este siervo sintió que le habían quitado un gran peso de encima, pero lamentablemente no aprendió nada sobre el perdón. Así como él recibió misericordia de igual manera debía obrar con los que a él le debían. Sin embargo actuó injustamente con su deudor, quien le debía una cantidad mucho menor, no escuchó sus suplicas, no tuvo compasión y lo metió a la cárcel hasta que pague su deuda. ¿Qué injusto verdad?

Cada uno de nosotros también hemos recibido el perdón de nuestras deudas con Dios a través de Jesús, por su sacrificio Dios quitó la millonaria deuda que teníamos con Él.

 

¿Cómo reaccionamos ante los que nos ofendieron, o ante aquellos que tenemos algo para reclamarles?. Aunque parezca difícil debemos perdonar con lo misma misericordia con la que Dios nos ha perdonado.

Si no puedes perdonar a alguien que te ofendió, reflexiona por un momento en el inmenso amor de Dios, para perdonar cada una de tus fallas. Decídete a perdonar y deja libre a tu de la cárcel de rencor en lo que lo tienes encerrado.

 

¡El perdón cancela el pasado y permite un nuevo comienzo!

 

Soraida Fuentes

Este artículo fue producido por Radio Cristiana CVCLAVOZ.

~ por blogzonacristiana en mayo 12, 2014.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: