Conectados a Dios

Si te separas de Dios, se cierra por completa la fuente de su productividad y pierdes el derecho a las bendiciones que él quiere darte.
Uno de los mayores desafíos que enfrentamos a diario es permanecer unidos, conectados a la fuente de poder, riqueza, amor perdón y gloria. Es decir permanecer conectados al creador.
Muchas personas permanecen o están unidos a una organización o denominación religiosa y a causa de ello se sienten satisfechos con su “religión” o con la fidelidad que han mantenido a su círculo religioso por el lapso de varios años, sin embargo esto no garantiza que realmente estén conectadas y mantengan una unión vital con Dios, y por ende dispongan todos los recursos necesarios para vivir una vida abundante.
El libro de Colosenses describe a Jesús como “la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda Creación. Por El todas las cosas fueron creadas, en el cielo y en la tierra, visibles e invisibles…” (Colosenses 1:15-16)
Hebreos 1:3 dice “(El hijo) es el resplandor de su gloria, la imagen misma de su sustancia, y quien sustenta todas las cosas con la palabra de su poder”
Todo es sustentado y se mantiene vivo a través de su palabra poderosa. El poder de Dios se desata en tu vida cuando permaneces vivo en su palabra.
Cuando Él creo las plantas las llamó para que salieran de la tierra y decretó que estas deberían recibir sus nutrientes del suelo. Si una planta viola esta ley, muere. Mientras esta se someta a la ley que fue dada por Dios durante la creación, esta vivirá, crecerá y florecerá. Sin embargo si la planta decide ignorar esa ley, morirá irremediablemente.
Esta verdad se aplica a toda la creación y también a nosotros. Al crearnos extrayéndonos de sí mismo, Dios decretó que nuestras vidas debían ser mantenidas por El. Mientras obedezcamos sus mandamientos, su poder es liberado en nuestro interior, y tenemos vida abundante. Por eso el autor de hebreos dice que Cristo sostiene el universo con el poder de su palabra. Hay poder en la palabra de Dios si la cumplimos. Jesús por medio de su obediencia hasta la muerte liberó el poder de la palabra y nos ofreció vida eterna.
Este principio se ve desde una perspectiva diferente en el capítulo 15 de San Juan. Jesús se describe así mismo como la vid y a sus seguidores como los pámpanos. Usa la imagen de la vid porque esta es la única planta que no tiene vida propia en sus ramas.

Cualquier otra especie al cortar una rama o gajo, plantarla en tierra, abonarla y cuidarla, es muy probable que produzca raíces y se transforme en una nueva planta. No sucede así con la vid, no existe vida en la rama de esta. No importa cuan verde y saludable parezca estar, la rama separada de la vid se marchitas y muere.
“como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros si no permanecéis en mi” (Juan 15:4)
Si nos separamos de Dios todo nuestro potencial muere. Nuestra necesidad de Dios no es una opción o una alternativa, al igual que las plantas y lo animales que no pueden vivir sin la tierra o los peces sin el agua, nosotros no podemos florecer y llevar fruto si estamos separados de Dios.
Si permaneces en su palabra, ésta hecha raíz en tu corazón y se establece, su poder se libera mientras permaneces vivo en su palabra, pero si te separas de Dios se cierra por completa la fuente de su productividad y pierdes el derecho a las bendiciones que él quiere darte. Allí es donde solo quedamos a merced de nuestros recursos limitados.
Nuestro estudio, formación, aptitudes y recursos naturales etc., por más maravillosos que sean, nunca están a la altura de los recursos y potencial que Dios imparte a los que permanecen en él.
¿Deseas gozo? Ve a Dios, ¿necesitas paz? Arraiga tus raíces en la palabra y en el poder de Dios. ¿Necesitas ayuda para controlar tu temperamento? Pasa tiempo con tu creador, él es la fuente, la vida, el suelo que necesitas para vivir, crecer y dar fruto abundante.

Por Mario Serrano

~ por blogzonacristiana en marzo 31, 2014.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: