Tu mayor tesoro en este mundo

Nuestro hogar vale mucho más que todo el oro del mundo.

Uno de los emprendimientos que mayores réditos otorga si se lo sabe gestionar con sabiduría es el hogar.  Nuestro hogar vale mucho más que todo el oro del mundo.

Veamos algunos conceptos básicos e importantes que nos ayudaran en la tarea de gestionar sabiamente el hogar.

 

Que las muchas actividades no absorban el tiempo destinado a tu familia.

Seguramente abras notado a algunas personas que a pesar de haber adquirido suficientes bienes materiales, continúan en una lucha desesperada para obtener más pertenencias, con lo que ya poseen es más que suficiente para vivir bien, pero en vez de trabajar menos, agregan más actividad a su agenda diaria, se suman a más proyectos  y dejándose absorber por sus trabajos, sacrifican tiempo que bien podrían aprovechar disfrutando momentos felices en familia dentro del hogar.

 

Nunca confundas felicidad con adquisición de bienes materiales.

Los honores, las riquezas, el deseo de mantener determinada posición social nunca deben ocupar el primer lugar en el corazón de una persona. Tener este tipo de inclinación hace que la balanza de la vida se incline siempre hacia lo efímero y banal  y no hacia lo que verdaderamente tiene valor, es decir hacia nuestra familia. En la vida todo debe ser equilibrado tanto la adquisición de bienes como gozar en el vínculo sagrado del hogar. El hogar es donde se encuentran los miembros de nuestra familia, y estos son los que nos ofrecen felicidad duradera. Siempre y cuando hayamos invertido tiempo esfuerzo y dedicación en cada uno de ellos. Quita de tu mente la idea de que estas buscando el bienestar de los tuyos dejándolos abandonados mientras sales a perseguir bienes terrenales. Cuando pasen los años te darás cuenta que no era dinero o más bienes materiales lo que ellos precisaban, ellos necesitaban algo más, necesitaban tu compañía, tu amistad y tu amor.

 

Hacer una agenda para gestionar en forma eficaz las actividades en familia

Así como se suele utilizar una agenda para las cosas importantes del trabajo, es bueno también hacerlo con los asuntos de familia si es que al estar con los tuyos simplemente no sabes que hacer. puedes organizar actividades con tu esposa, con tus hijos, un tiempo para conversar con ellos, jugar, leerles algún libro, instruirlos en los caminos de Dios y sobre todo para darles un ejemplo que los dirija a ellos y los encamine a ser buenos padres en el futuro sentando así una base para el desarrollo de una sociedad mejor. El espacio que tu no ocupes con tus hijos y las áreas en su mente que tu no procuraste sembrar cosas positivas y fructíferas serán inevitablemente ocupadas por terceros ajenos a ti como amigos, tv, internet etc., y lamentablemente estos no siempre inculcan buenas cosas en la vida de nuestros amados.

 

Nunca dejes entrar los problemas externos a la casa.

El momento con tu familia debe ser aprovechado al máximo.

Muchos de nosotros hemos sido los actores principales y protagonistas de la película que tiene como título “PADRES CARGADOS DE PREOCUPACIONES” y hemos repetido con éxito una y otra vez la triste escena de un hijo que viene con alegría y una sonrisa en su rostro a saludar a su papa tratando de lanzarse y colgarse de sus brazos, y al mismo tiempo su progenitor  cansado de sus actividades aparta al niño pidiéndole que se baje , desechando ese tierno corazón, abandonándolo en la incertidumbre y decepción haciéndolo creer que su padre solo vive para trabajar , sin preocuparse por tener un tiempo para jugar con ellos. Algunos llegan de tan mal humor que los juegos normales de los niños o el ruido los impacientan, y así irritados ante el menor motivo aprovechan para descargar  su enojo sobre sus hijos a causa de los problemas que los pequeños ignoran.

Te parece justo tratar mal a tus hijos o a tu conyugue y demostrarles desprecio solo porque en tu vida algo anda mal. Deja tus cargas en el lugar correcto es decir, en las manos de Dios, y trata de encontrar en el rostro de tus seres queridos y si tienes hijos pequeños, en sus juegos, en su inocencia y en sus risas el sosiego y la paz que solo ellos pueden dar. Cuida tu familia, ámalos invierte tiempo en aquellos que Dios puso con mucho cuidado en tus manos, tu eres responsables por ellos, no lo olvides ellos son tu mayor tesoro en este mundo.

Por Mario Serrano

~ por blogzonacristiana en diciembre 10, 2013.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: