Soltar para ganar

No sé cuál es la bendición que todavía no llego a tu vida, pero quiero decirte que Él ya la tiene preparada, Dios te quiere bendecir ahora.

Hay gente que escucha promesas de parte del señor, promesas en cuanto a la salud, pero esas promesas no se materializan sobre sus vidas, también conoces a otros que le llegan las bendiciones, y decís ¿cuando me va a tocar a mi?.               

Dios te ha elegido a través de su hijo Jesucristo para desatar todas las bendiciones, vamos a aprender a soltar lo que no nos sirve para tomar lo que Dios tiene para nosotros, hay dinero que está esperando para que lo tomes, hay familia que está esperando en lo espiritual para que la invites y traigas a recibir de Dios, hay salud que te está esperando. Mateo capitulo 16 versículo 13: “Cuando llego a la región de cesaréa de Filipo, Jesús pregunto a sus discípulos

¿quien dice la gente que es el hijo del hombre? Y le respondieron unos dicen que es Juan el bautista otros dicen que es Elías, otros jeremías y otros de los profetas, y ustedes quien dice que soy yo?

Tu eres el hijo del Cristo viviente afirmo Simón Pedro, Simón dichoso tu hijo de Jonás porque eso no te lo revelo ningún mortal si no mi padre que está en el cielo, yo te digo que eres Pedro y sobre esta piedra edificare mi iglesia y las puertas del reino de la muerte no prevalecerán contra ella, te daré la llave del reino de los cielo y todo lo que ates en la tierra quedara atado en el cielo y todo lo que desates en la tierra será desatado en el cielo”.

Todos fuimos elegidos por Dios para que Él tenga un lugar por donde desatar las bendiciones, para que un sueño pase a ser una realidad, no existe nada en lo sobre natural que impida que seas un hombre o mujer totalmente bendecida, no hay ninguna razón para que tu vida no sea bendecida. No hay nada que pueda impedir toda tu bendición, si algo mola existía, al hacer sanidad interior, rompes con toda autoridad y todo derecho legal que el diablo tenga sobre tu vida, cuando eso está roto podes meterte en lo bueno que Dios tiene preparado para nosotros.

¿Qué es lo que todavía no nos permite ver la bendición?, ¿A que está atada la gente que va de peor en peor, un tiempo para adelante y después para a tras, vuelven al bajón, a la depresión, que es lo que pasa en esa gente? Porque no pueden tener una vida en ascenso. Tu vida está preparada para ir de ascenso en ascenso, vamos a aprender a capturar las bendiciones, para aprender algo nuevo tenés que dejar lo viejo, soltarlo.

Una de las cosas que nos tenemos que soltar son de los mandatos familiares

Nuestros padres, que sin querer, o queriendo pusieron cargas que nos impiden alcanzar la bendición. Padres que vivian con frases negativas “no, nosotros somos pobres… no podemos” todo el tiempo con esa frase, y cada vez que queres ir a lo nuevo vuelve esa frase de no podemos. Has sido creado por Dios para la sobreabundancia, Dios dice en su palabra que la bendición es para todos, si lo puedes creer y tomas los principios lo recibirás.

 

Hay padres que hicieron que sus hijos hagan lo que ellos no pudieron, varones que hubieran querido ser deportistas, y lo mandaban a su hijo a hacer deportes, padres que le dicen tenés que ser futbolista, tenés habilidad, ¿es el deseo de su hijo o el sueño que su padre no pudo cumplir? Tal vez ese hijo lo logra pero esta frustrado porque no pudo cumplir su propio sueño, no puede entrar a capturar toda la bendición que Dios tiene preparado para su vida. ¿Como era la vida familiar en tu hogar?, ¿Como era la vida económica? Tal vez estas un poco mejor, pero cuando tenés que tomar una decisión ¿podes registrar que estas tomando decisiones con los principios de Dios? O de repente empezas a boicotearte la bendición porque esa manera de pensar esta dando vueltas en tu vida. Tenés que soltar el modelo familiar, Dios te tiene que revelar si hay mandatos familiares que tenés que sacar de tu vida.

Tenemos que soltarnos de la gente equivocada

Gente que no te bendice. Si a tu alrededor hay gente equivocada que no te bendice, la gente que tiene la bendición no puede llegar. Para que una persona distinta se siente al lado tuyo la que está ocupando el lugar se tiene que ir, para que venga algo bueno hay que sacar algo viejo. Dios te da poder para desatarte de aquello que no te bendice y poder atarte a la bendición que El te tiene preparado.

Tenemos que aprender a mirar la vida con los ojos de Dios

Tenemos que desatarnos de los lugares del dolor, para atarnos a los lugares de expansión, hay gente que vive atada al dolor del pasado, pero lo que se perdió, se perdió… si te soltas del lugar de esa perdida, vas a poder entrar al lugar de expansión, cuando pases por momentos de crisis vas a pasarla, porque la crisis es pasajera. Cuando estás en ese lugar de crisis, tenés que saber que no es el lugar destinado para vos, tenés que echar raíces en el lugar de la bendición.

Antes que Dios te pase a ese lugar de expansión lo que Dios va a hacer es cambiar nuestra manera de pensar, nosotros no fuimos creados para el dolor, no fuimos creados para vivir en un lugar nuevo para vivir como viejo. Dios quiere que hoy disfrutes de las bendiciones abundantes que tiene para tu vida, las cosas viejas pasaron, ahora quiere que te aferres a las cosas nuevas.

Me tengo que soltar de las bendiciones estancadas.

Si vos tenés un auto 2000, es hora que digas tengo que tener uno 2007 por lo menos, porque fue bueno en el 2000 pero ahora ya está viejo, en su momento fue bendición, pero Dios quiere una nueva bendición. Tenés que ser sabio y renovar las bendiciones.

Según como vivas el hoy en la presencia de Dios hoy, es cómo vas a vivir mañana… si estas aferrado a una bendición estancada no vas a poder recibir nuevas bendiciones. Lo grande de Dios todavía no lo hemos visto, pero Dios si vio tu futuro de gloria de bendición, de autoridad de poder.

 

Cuando el pueblo salió de la esclavitud de Egipto Moisés era la bendición, pero para entrar a la tierra ya no fue Moisés, fue Josué, nuevo… algo distinto.

Tenemos que soltarnos de todo pensamiento negativo.

Cuando el pueblo de Israel salió de Egipto empezó a quejarse porque no tenían agua para ellos ni para su ganado, entonces Moisés se fue a hablar con el señor, y le dijo que le pegue a la roca y así fue, el pueblo estaba quejoso y estaban divididos, porque por un lado estaban los que se quejaban y los que veían que por lo menos estaban libres. Como estaban divididos, llegaron los amalecitas y los atacaron y el señor le reveló a Moisés: “Manten la vara levantada que mientras la tengas levantada el enemigo no va a poder con ustedes”, dice la biblia que mientras Moisés tenia la vara levantada, el ejercito Israelí vencía, pero mientras el bajaba la vara el pueblo, estaba siendo derrotado, entonces se unieron los israelitas, levantaron la vara de Moisés y entonces pudieron vencer, cuando se dejaron de quejar, cuando se hicieron uno pudieron vencer, hay gente que no es bendecida porque lee la biblia, escucha, pero vive la vida de acuerdo a opiniones, de acuerdo a mandatos.

Cuando ellos se unieron, cuando se conectaron con Dios, les dijo: “levántenle la mano y van a ganar”. Y ganaron, entonces Dios derramo bendición sobre su vida.

No sé cuál es la bendición que todavía no llego a tu vida, pero quiero decirte que El ya la tiene preparada, Dios te quiere bendecir ahora. Dios trabaja ya, no trabaja mañana. Dios no está negándote la bendición, hay cosas que tenés que soltar porque dice la biblia que todas las cosas vienen sobre nuestra vida por la fe, y la fe viene por el oír, el oír la palabra de Dios, podemos leer la palabra, conocer la biblia de principio a fin, pero no ver resultado de bendición por no aplicarla.

Lo que nos lleva a conquistar los sueños, es oír la palabra de Dios

Al oír la palabra tu fe aumenta, y tu fe atrae las bendiciones y hay lluvia de bendiciones que están esperando encontrar el lugar y ser derramados sobre cada uno de nosotros.

Cuando testificas del poder de Dios, cuando eres bendecido puedes recibir para dar, y esa cadena nunca se va a cortar, eso de recibir para poder dar, no hay nada más placentero que dar, gasta todo lo que tenés de Dios, porque Él tiene todo lo nuevo, gasta toda la bendición porque Él te lo devuelve multiplicado. Dios quiere darte para que veas la bendición que tiene para tu vida.

Dios te tiene que revelar si hay aéreas en tu vida en las que te quedaste estancado. Quizás en un pasado de dolor, en algo que no te es productivo en tu familia, quizá hay amistades las cuales tenés que bendecir pero no tenés que esperar demasiado, por ahí estas enganchado con las viejas glorias, un pasado espectacular, pero es pasado, y Dios hace nuevas todas las cosas. Habrá crisis por todos lados, pero tu destino es un poder de abundancia… oí con los oídos de la fe, oí sus promesas, captura esa bendición. Quien no captura su bendición vive una vida de tristeza, de queja. Un tiempo bien, otro mal.

 

Pero a demás, lo más tremendo es que la biblia dice que Dios bendice a sus hijos para que seamos de bendición, si no hubieras tenido tu espíritu abierto, no podrías haber bendecido a toda tu familia.        

Si no hubieras capturado esa bendición no hubiera podido desatar bendiciones sobre otros. Dios te tiene que revelar que bendición te hace falta tener en tu vida, para que eso que te está costando, mañana lo puedas ver. No puede ser que ayer tenías un buen sueldo y hoy haya bajado, eso no coincide como hijo de Dios, siempre vamos de mejor en mejor. Decláralo, créelo.

Pastora Ana M. Castets

~ por blogzonacristiana en octubre 16, 2012.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: