¡DERROTA TUS GIGANTES!

Existen ciertas áreas y/o problemas en tu vida que llevan tanto tiempo en ti que poco a poco han ido creciendo y se han convertido en gigantes que están estorbándote para que recibas todas las bendiciones que Dios tiene preparadas para ti. Esos gigantes como por ejemplo: el temor, el miedo, duda, mal carácter, odio, envidia, baja autoestima y muchos más, que seguramente estás luchando contra ellos y has fracasado por que estás peleando en tus propias fuerzas.

David era un joven pastor de ovejas, pero podía derrotar a los gigantes. Tenía una fe y un valor que no se halló en ningún soldado de Israel.

El gigante Goliat, representaba un imposible para todos los israelitas. Medía tres metros de altura, su coraza pesaba 57 kilos y la punta de hierro de su lanza pesaba casi 7 kilos. Durante 40 días retó a los israelitas, les decía:”dadme un hombre que pelee conmigo” (1 Samuel 17:10).

Hoy, te enfrentas a gigantes que representan al enemigo de tu alma, que sólo vino a “hurtar, matar y destruir” (Juan 10:10), Esos gigantes vienen a intimidarte, a atemorizarte, a traer a tu mente pensamientos de derrota para robarte la esperanza, para matar tu vida espiritual y así te llenes de depresión y queja. Te señalan tus áreas débiles, tus limitaciones y te dicen: “Nunca lograrás nada en la vida, tus sueños nunca se cumplirán, tu matrimonio no puede ser restaurado, tienes demasiadas deudas” y muchas mentiras más para destruir tus planes y proyectos.

¡Pero Jesús destruyó a todos tus gigantes en la cruz del Calvario! Él aceptó el desafío y ganó la victoria para ti.

Dios te ve como una mujer muy capaz, no por lo que eres, sino porque Él es muy Poderoso. Al igual que David, tú te puedes levantar con fe y perseverancia, sabiendo que, porque Dios está contigo puedes vencer a tus gigantes. ¡Dios todo lo puede!

Sea cual fuere tu gigante, un desafío económico, un serio conflicto familiar, no permitas que robe tu paz. No dejes que te arrastre el temor y el desánimo. Dile como David: “Tu vienes a mi con espada y lanza y jabalina; más yo vengo a ti en el nombre de Jehová de los Ejércitos”

¡TU VICTORIA YA ESTÁ ASEGURADA!

Entonces dijo David al filisteo: Tú vienes a mí con espada y lanza y jabalina; mas yo vengo a ti en el nombre de Jehová de los ejércitos, el Dios de los escuadrones de Israel, a quien tú has provocado. (1 Samuel 17:45, RV60).

Más gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo (1 Corintios 15:57, RV60).

Rvda. Dra. Margarita de Preza

Pastora

~ por blogzonacristiana en septiembre 19, 2011.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: